lunes, 8 de julio de 2013

Reseña La paz de los sepulcros, Jorge Volpi

Título: La paz de los sepulcros
Autor: Jorge Volpi
ISBN: 978-84-15098-84-3
Editorial: Editorial Alrevés
Género: Novela negra
Páginas: 249
Precio:  17,00 €

La aparición del cuerpo sin vida de Alberto Navarro, ministro del Interior mexicano y posible candidato a la presidencia del país, junto al cadáver de un hombre desconocido en la habitación de un hotel de las afueras de la capital mexicana, conmueve a una sociedad desafortunadamente acostumbrada a la corrupción y el despotismo de sus gobernantes, los abusos del ejército y la violencia sanguinaria de sus cárteles de droga y delincuentes.
Pero para Agustín Oropeza, periodista de la prensa amarilla, el doble asesinato va más allá de una exclusiva para la Tribuna del escándalo, cuando reconoce la identidad del cadáver del hombre que perdió la vida junto al asesinado ministro.
Con el estilo reflexivo y magistral que caracteriza a Jorge Volpi, y sin omitir la aplastante realidad de México, el autor nos adentra a través de Oropeza en el submundo de la prostitución infantil, funcionarios corruptos y una vida nocturna colmada de drogas y de una actividad sexual frenética que convive con una sociedad que coexiste con el miedo, el asombro y el apetito por lo morboso. Son tiempos de desolación en que cabe preguntarse qué sucede en las altas esferas y qué esconde la realidad política.

Reseña

Agustín Oropeza, reportero del periódico Tribuna del escándalo, y Juan Gaytán, fotógrafo del mismo periódico, encuentran asesinados a Alberto Navarro, ministro de Justicia mejicano, y otro hombre que no pueden identificar porque no tiene la cabeza. Agustín analizando las fotografías de la escena del crimen descubre que la otra víctima es un amigo íntimo de adolescencia con el que había perdido el contacto, su nombre es Ignacio Santillán.

A partir del momento en que reconoce a Ignacio Santillán (lo reconoce por un detalle que solo él sabe) toma la investigación por su cuenta sin informar a la policía que ha descubierto la identidad de la segunda víctima. En los primeros momentos de la investigación los datos que va encontrando le van dando algunas pistas que no le llevan a ninguna parte hasta que la investigación le da un giro de 180º y comienza a descubrir un submundo en el que estaban inmersos las dos víctimas. Todo ese submundo está relacionado con la política, la corrupción y la parte más sórdida de los seres humanos.

A la vez que se va desarrollando la investigación, Volpi nos va haciendo una serie de fotografías de la sociedad actual mejicana y por extensión de la sociedad desarrollada absolutamente reales y, en mi opinión, muy descorazonadoras.

Quiero incluir un párrafo que refleja perfectamente la idea de la novela y que Volpi ha pensado de una manera fantástica: ¿La verdad? Independientemente de que exista o no, lo cierto es que el liberalismo de nuestras instituciones nos permite gritarla y corearla, incluso en los medios de comunicación, proclamar nuestra inocencia o nuestra culpa –somos criaturas protegidas con derechos humanos y libertad de expresión- , pero, inevitablemente, por más que la digamos y repitamos una y otra vez, a nadie le interesa escucharla. Cada uno tiene la suya propia, sus propias visiones y sus propios conflictos; todos estamos demasiado ocupados para investigar –o siquiera oír- la opinión ajena, que no pasa entonces de ser un mero entretenimiento –fugaz, como debe ser-, un tema más entre los miles que nos llegan y ahogan todos los días.

Me he encontrado con una novela que no es una novela negra al uso. Jorge Volpi con una prosa magnífica pone a la sociedad ante su propio retrato para que se admire pero ha resultado ser el retrato de Dorian Gray. En esta ocasión aparte de los asesinatos de rigor y su investigación, Jorge Volpi hace una crítica a la sociedad de la información. Una sociedad que cuanto más información tiene y maneja se demuestra más fácil de manipular por un lado y por el otro incapaz de recordar o extraer lo más importante de toda esa información, para actuar en consecuencia y de una manera coherente. Las noticias de los últimos cinco minutos harán olvidar las del último cuarto de hora y de esta manera el que tiene el poder, a través de los medios de comunicación que controla, ofrecerá la información que le interesa. Los asesinatos, las víctimas y los asesinos pasan a un segundo plano, el tiempo ha pasado y con un poco de maquillaje en la información todo el asunto deja de tener importancia. El resultado es desalentador pero absolutamente real.

Hay también una crítica a la clase política. No es una crítica directa, explícita, es una crítica que viene dada por el desarrollo de la narración; como actúan, los abusos que cometen, las corrupciones y delitos que se permiten para poder mantenerse en el poder. Es fácil encontrar similitudes con la situación política actual en todos los países del mundo, que llamamos, civilizado.

Además de una buena novela de crímenes, como se espera de ella, me ha hecho recapacitar (creo que esto les sucederá a todos los que la lean) sobre como tengo recibir, elegir y procesar la cantidad ingente de información a la que tengo acceso, a la que todos tenemos acceso, para evitar en lo posible que me engañen o me manipulen (que me mientan es imposible que lo pueda evitar pero sí está en mi mano no dejarme engañar o manipular, como dice el proverbio “si me engañas, la primera vez es culpa tuya, la segunda vez es culpa mía”). No es una novela para pasar el rato únicamente, creo que aporta unas ideas importantes sobre la sociedad actual y nuestra relación con esta sociedad, me parece imprescindible pensar en ello. 

Lectura que incluyo dentro del reto 25 españoles.



Enzo desde Liberty Café

25 comentarios:

  1. Esta definitivamente no. México, corrupción y además prostitución infantil. Con lo último me he descolgado del tirón.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Enzo!!
    Pues sinceramente no me llama mucho pero gracias por la reseña. Besotes ;)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta. En un principio la trama política y de corrupción no me atrae mucho pero soy periodista y toda la temática en torno a la información y el exceso de ésta en la sociedad sí como sus consecuencias me interesa.
    Lo apunto
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El planteamiento de la información y medios de comunicación seguro que te interesa como periodista. Es evidente, lo tenemos en nuestras narices todos los días pero no nos damos cuenta hasta que alguien nos lo dice.
      Un beso.

      Eliminar
  4. No es un argumento que me tiente mucho en esta ocasión, así que esta vez, a pesar de tu buena reseña, lo voy a dejar pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. He sabido de qué editorial era únicamente mirando la portada jejeje. Aunque hoy me parece que no me llevo el título, Enzo. Un besito

    ResponderEliminar
  6. Me gusta la temática sobre la sociedad de la información, aunque de momento lo dejo pasar, puesto que leí hace poco un par relacionados con prostitución, drogas, etc, y acabé hipersensibilizada al tema.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A mí este no me llama mucho la atneción.

    ResponderEliminar
  8. Puede ser interesante , por lo que cuentas aunque según la historia quiero acción o detalles. Lo tendré en cuenta

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado la sinopsis y tu reseña, por eso no me ha extrañado nada la nota que le has dado. Lamentablemente parece que refleja fielmente la realidad de México.
    Respecto a la información, procuro ver las dos versiones y así intento hacerme una idea de aquello que se asemeja más a la realidad. No tienes más que ver las portadas de periódicos de distinta ideología, lo que aparece en uno en el otro ni se menciona.

    ResponderEliminar
  10. Una buena novela negra es lo que me hace falta, y por lo que dices, esta tiene todos esos ingredientes y además te hace reflexionar: pa la saca que la meto, ejejejej! 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Creo que me llamaría más la atención si no se metiera mucho en política... aunque no la descarto :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Pues a mí sí que me llama la atención, hay que abrir los ojos, eso de que la lectura es para evadirse, pues sí pero también para comprender y analizar donde tenemos puestos los pies. Un abrazo Enzo.

    ResponderEliminar
  13. Por lo que cuentas parece interesante, especialmente por la combinación de novela negra con aspectos de crítica social. No me importaría probar
    besos

    ResponderEliminar
  14. A mi me has convencido, la novela negra se presta a tomar esa visión de la sociedad, me gusta. Además estas novelas de Alrevés están cada vez llamándome más la atención. Besos

    ResponderEliminar
  15. No queda más remedio que apuntarla. Para el próximo turno de novela negra. Me ha encantado lo de Dorian Grey, me lo robo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy halagado con tus robos, adelante.

      Eliminar
  16. No me convence mucho...pero eso de que hace recapacitar si, me parece algo importante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Tengo muchas ganas de acercarme a estos libros. Sólo por la cubierta ya me siento atraída. Besos

    ResponderEliminar
  18. Mira que son llamativas las portadas de esta editorial... La temática que trata este libro me encanta!! a ver si me hago con el pronto :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  19. Básicamente coincido contigo, me gusta la novela negra bien aprovechada que aprovecha la historia para mostrar estratos y hacer pensar.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. No la conocía, pero parece que contiene más de lo que a simple vista ofrece y eso siempre está bien. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Había leído una reseña que me había quitado un poco las ganas, pero me gusta lo que cuentas y creo que es una novela que merece mucho la pena. Me la llevo apuntada.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  22. Me gusta como escribe Volpi, pero este libro en particular, con esos temas que trata me lo voy a saltar. Ya vivo inmersa en ellos y es deprimente. Hace más o menos un mes en la ciudad donde vivo despararecieron dos jóvenes de 15 años, que aparecieron una semana después asesinados. Hay dos versiones: que los engañaron diciéndoles que les prometían un excelente negocio sin riesgo (distribuir drogas), y otra que en la escuela se burlaron del hijo de un narcotraficante que está preso y por venganza los mataron. Y desde hace dos días, hay 6 jóvenes desaparecidos que salían de sus casas y aún no encuentran sus padres. Esto es terrible, y me tiene a mi, madre de adolescentes, viviendo en un desasosiego terrible cuando salen (tampoco los puedo tener encerrados eternamente).

    De él estoy leyendo "La tejedora de sombras" con la que ganó el premio planeta 2012.
    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  23. Interesante lo que dices sobre la información que recibimos y apenas nos da tiempo a procesar,
    besucus

    ResponderEliminar